Ir al contenido principal

La receta de la abuela:

  1. Para preparar nuestra receta agregaremos tres cucharadas de miel de abeja melipona, pues además de ser antiséptica, sana al corazón con delicadeza.
  2. Incorporamos 250 mililitros de seguridad y confianza, en forma de lágrimas con esperanza. Además de darle un sutil toque salado a nuestro platillo, serán un alivio para decir lo que sentimos.
  3. Posteriormente, agregamos las frutas y verduras que picamos previamente: jitomate, sandía, granada y manzana, que juntas aportan el licopeno que nos llegue a hacer falta mientras que su color nos transmite cercanía, extroversión, amor y pasión.
  4. Prenderemos fuego por unos momentos a una rama de romero, para que su aroma nos ayude a activar los recuerdos que hoy en día ya no tenemos. Aquellos donde todo era bello y nada podía interponérsenos.
  5. Procuremos revolver todo de forma lenta, para que los ingredientes se mezclen de forma perfecta. Una vez bien incorporados, los serviremos sobre un plato extendido de fondo blanco. Ha comenzado la hora de la comida y las familias se reúnen en torno a la mesa día con día para olvidar sus viejas rencillas mientras disfrutan su mutua compañía.
  6. Con las porciones correctas, aprenderemos que nada es eterno, que por más que nos moderemos, se acabará esto que estás sintiendo, así que sólo te queda hacer el intento, devorar hasta saciar el hambre que te quema adentro. Sin detenerte hasta terminar, sin que permitas que alguien te llegue a limitar, la vida es para poderla disfrutar, para cocinar juntos y comernos a besos salados, dulces, agrios y amargos. Que esto no se acaba hasta que las personas se levantan y se marchan, aunque la comida se quede servida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Loco infeliz

Prefiero estar loca
Pero ser muy feliz
Correr cada que quiera en dirección al jardín
Imaginarme en otros mundos que sé muy bien que existen
Y vestirme según la ocasión y las ganas ameriten. Prefiero estar loca
Que ser infeliz
Tratando de encajar y empolvando mi nariz
Con horas marcadas para cada cosa
Sin buscar la lluvia y volver hecha sopa Prefiero estar loca y atrapar moscos
Hacerlos danzar siempre llenos de asombro
Que el calor de tu cuerpo siempre es algo alarmante
Llama la atención de criaturas parlantes Quiero estar loca, nunca infeliz
Una sirena que te hace reír
En los siete mares saltar entre olas
Y asegurarme de jugar con tu sombra
A mí ningún barco me atemora
Y llegar a la orilla es vencer las boyas
Quédate conmigo, así de loco y feliz
Sé loco, no seas infeliz.

No te quedes sin sentir

¿Recuerdas cuando veías el mundo con asombro?
Cuando mirar el techo por unos minutos te daba toda una gama de personajes de otros mundos, de reinos distintos al tuyo y con vestimenta que en ellos podría causar orgullo.
Eran dragones, brujas y magos, eran luchadores, animales y seres más extraños. Todo cuanto existía en tu imaginario reaultaba sencillo explicarlo, sin importar que los demás no entendieran lo que lea ibas contando.
Hubo un momento en que decidiste dejar de observar, simplemente prestaste más atención a lo que te decían que estaba bien. Dejaste de contar los días para que llegara tu cumpleaños y comenzaste a hacer una carrera para ocultar cuántos has disfrutado. Trabajas día y noche para que todos tus gustos se resuman en objetos que ni son del todo necesarios o modernos. Y entre tanta reflexión de madrugada entiendes que no estás feliz con nada de lo que pasa, que esos dolores de panza sólo son la manifestación de cuanto te ahoga y mata.
Si por el contrario, hicieras lo…

Amanecerenske

Haven't you noticed we're getting older?
our steps are getting slower and our traditions are stronger.

Have you thought of being lonely?
'cause every look I give to you, I don't feel you closer.

Do you realize the time has come?
healing wounds, freezing thoughts.

Breathe out, breathe in...
you know you don't belong to me.
Say a word, please come home
don't leave me waiting for the sun alone.