Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2016

De todo a nada

Pasamos tantas veces por ciertos lugares, que dejamos de admirarles. Las calles, las banquetas, los árboles y nidos que suelen acompañarnos en el camino terminan por hartarnos hasta que las ignoramos. Así de absurdo, así de egocéntrico Perderse los detalles esperando que las sorpresas lleguen. Sin saber valorar, sin poderlo apreciar Preferimos enfocarnos en todo hasta que no está.
Extrañar es lindo pero significa que suficiente no nos servimos Que el vacío sigue estando y las carencias nos carcomen a diario Cada que te vas, cada que no estás, en el momento en que me has de faltar Será imposible ignorar la realidad El tigre se extinguió El río se secó La salud se agotó Y todo el mundo sucumbió Ante el estruendo y el horror Sin haber valorado todo cuanto existió Hasta que su mismo fin significó.

Lo absurdo del silencio cuando me ausento

Se llega a creer que es suficiente decirle una vez la año a las personas que se les quiere. Cada que inicia un año nuevo las promesas y propuestas surgen haciéndonos ver lo absurdo de los días que nos hacen inertes. Bajar de peso, ahorrar para comprar otras cosas, hacer ejercicio y muchas más, deberíamos también proponernos decirle más a nuestros seres queridos que los amamos como parte fundamental, llenarlos de mimos, compartir más risas, realizar debates sobre películas, sofocarlos en abrazos, decirles lo mucho que los hemos extrañado. Hacerles saber que al final de cuentas, la vida vale la pena porque nuestras manos con ellos cuentan.
Así de sencillo, jamás irse sin hacerles saber que los hemos querido.