Ir al contenido principal

Cerati

Lo confieso...
La verdad, me he burlado de quienes dicen que un artista les cambió la vida
He reído de quienes dicen amar a algún cantante sin haberlo visto a menos de 10 metros de distancia y también he ridiculizado el que ir a un concierto pueda tratarse como el mejor día de la vida de alguien, como si fuera algún tipo de pase automático hacia la felicidad.
Entiendo que las frases de las canciones te puedan dar alguna pista o dirección cuando te sientes perdido o para mejorar tu ánimo. El amor dista de ser enamoramiento que siendo a primera vista puede impactar con toda la indumentaria del espectáculo y aunque los conciertos ofrecen experiencias únicas, lo que los hace únicos es la compañía de las personas con quienes podamos asistir o los movimientos que gestionen en nuestras ideas cuando enmedio de todo el acontecimiento por fin podamos entender a ciencia cierta de qué se trata la canción.

Ahora me doy cuenta de que al caer en todas estas críticas me he olvidado de muchos detalles, detalles que una misma persona ha causado, que hasta ahora había esperanzado.

Gustavo Cerati sí me cambió la vida
En momentos de oscuridad fue quien sin saberlo, alumbró una luz para poderme guiar.
Es extraño tratar de explicar cómo es que esto sucede pero la conexión que un artista crea con su audiencia forma lazos que van más allá del fanatismo, se convierte en algo cercano a una familia donde los fans se interesan por el bienestar de quien admiran y desean que sea exitoso y con un porvenir feliz, para a cambio seguir recibiendo un poco de su inventiva, de lo que lo motiva.

La atracción hacia las letras de Cerati comenzó con "Crimen", cuando en su presentación en el Palacio de los Deportes en la Ciudad de México, antecedido por Los Tres y Zoé, entendí lo injusto que podía ser para ambas partes el terminar una relación, lo necesario que se hace olvidar para dejar sanar al corazón lo mejor que se pueda y así poder dar paso a nuevas historias que den vida a un "Puente" donde mediante un abrazo podemos querernos tan profundo como nos lo permita nuestra "Raíz" ...esas fueron mis primeras tres favoritas, aunque ya las había escuchado antes al igual que el repertorio de Soda Stereo, no habían movido las fibras necesarias para darme un clavado en Cerati, hasta esa noche.

Desde entonces todo cambió. Con "Vivo" se me abrió un panorama donde comprendí que se ama para saberse así: vivo, pese a la desesperanza y los golpes que nos demos en el camino.
"Sal" me aseguró que si esperamos juntos mareas altas bajarán y lo comprobé cuando sobrevivimos a un "Lago en el cielo" donde ante un nuevo amor solo se pueden avistar maravillas y encuentros al grado que se adore hasta "Tu locura".
Si pensara en un amor ideal, radiante y feliz, sin duda alguna sería un Amor amarillo cargado de "Cosas imposibles" hechas realidad y donde si las "Señales luminosas" son suficientes, significa que esa persona es irremediablemente para ti... alto, cada vez más alto porque cuando me siento bonita quiero que demos una "Vuelta por el universo" para contemplarte "A merced".

Con el tiempo aprendí que en alguna desviación, el hartazgo y el tiempo pueden pesar y hacer de las suyas sumiéndonos en "El mareo" para ver pasar las fotos veladas de un tiempo mejor y hacernos soltar una que otra lágrima mientras tratamos de anclarnos a alguien. Fue así como en los días de llanto, "Adiós" lo convirtió en una "especie" de aliado y estuvo ahí para hacerme entender cosas que a mis 16 años no sabía poner en palabras, dejando claro que poder decir adiós es crecer, razón suficiente para cambiar de página y escribir una nueva en el momento adecuado.

Cerati lo dijo: "Nací para esto" y en cada entrega nos llenaba de mil sensaciones que a través de su voz y afinada sensibilidad, nos hacían entender temáticas que hacíamos nuestras según nos acomodara la historia. Para algunos "Té para tres" es sobre algún triángulo y sus sacrificios, para otros evoca a Cerati en casa, hablando sobre la enfermedad de su papá.
Para mí, él se trataba de "Uno entre mil", una guía en la oscuridad, música para los días alegrar.

Por eso es que "Me quedo aquí" celebrando su existencia y aunque no tuve la oportunidad de conocerlo o de cruzar palabra, me queda claro que siempre seremos "Prófugos", agradecidos por su legado y orgullosos de su marca en la historia musical de Latinoamérica.
Ha salido a la luz un texto que narra cómo fueron los momentos en que se diagnosticaba su ACV y en lo que a mí respecta, es un detalle que merece ser tratado con delicadeza, susurrando "Trátame suavemente". En lugar de pensar en la imagen de un Gustavo convaleciente e inactivo, pudiendo solo mover los dedos al compás que marcaban sus amigos, prefiero dar por hecho que su "Magia" seguirá inspirando generaciones y dando de sí.

Hoy tendría 56 y cuando se fue hace poco menos de un año, en lo que pensé fue en esto:


Feliz cumpleaños Gus, ¡Gracias Totales!

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te quedes sin sentir

¿Recuerdas cuando veías el mundo con asombro?
Cuando mirar el techo por unos minutos te daba toda una gama de personajes de otros mundos, de reinos distintos al tuyo y con vestimenta que en ellos podría causar orgullo.
Eran dragones, brujas y magos, eran luchadores, animales y seres más extraños. Todo cuanto existía en tu imaginario reaultaba sencillo explicarlo, sin importar que los demás no entendieran lo que lea ibas contando.
Hubo un momento en que decidiste dejar de observar, simplemente prestaste más atención a lo que te decían que estaba bien. Dejaste de contar los días para que llegara tu cumpleaños y comenzaste a hacer una carrera para ocultar cuántos has disfrutado. Trabajas día y noche para que todos tus gustos se resuman en objetos que ni son del todo necesarios o modernos. Y entre tanta reflexión de madrugada entiendes que no estás feliz con nada de lo que pasa, que esos dolores de panza sólo son la manifestación de cuanto te ahoga y mata.
Si por el contrario, hicieras lo…

Te quiero

Yo quiero escribirte, tú quieres leerme
Hay cosas que aunque se quieran, no cuadran en un momento existente
Pero te quiero y sé que me quieres
Así cualquier universo se crea y es permanente
Porque en alguna dimensión en la que no estamos
Resulta que no estamos alejados
Y quererte es constante, amarte y besarte
Te quiero queriendo quererme y verme.
Es insuperable el hecho de abrazarte, acomodarme para poder acariciarte y tener la certeza de que aunque la vida es incierta, te quiero conmigo conforme el tiempo conceda millones de segundos de sonrisas y tramas pintorescas. "Aguarda al destino" dicen los adivinos
Pero yo sé que yo escribo el mío
Y así, te llevo, te tengo conmigo. Te quiero, es claro y conciso.