Ir al contenido principal

Dos casas

Creo que es mejor que tengamos dos casas...
tú la tuya, yo la mía.

Cada quién con sus tiempos, con su espacio, sus pendientes, comida, desorden e invitados.

La temperatura siempre es cuestión de no acomodarnos y las luces encendidas que dejas me han ido chocando.

Seamos vecinos, cotorreamos un rato.
Cuando quiera o quieras nos movemos al lado.
Esto se trata de ser socios, entre otras cosas y mantener intacto el odio.
Que no exista, que se vaya, que no me aburras ni me aplastes la espalda, que no me jales las cobijas y Yoya no se eche en la cama.

Vivamos cerca pero no juntos porque la rutina acaba el embrujo.

                            

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cerati

Lo confieso... La verdad, me he burlado de quienes dicen que un artista les cambió la vida
He reído de quienes dicen amar a algún cantante sin haberlo visto a menos de 10 metros de distancia y también he ridiculizado el que ir a un concierto pueda tratarse como el mejor día de la vida de alguien, como si fuera algún tipo de pase automático hacia la felicidad.
Entiendo que las frases de las canciones te puedan dar alguna pista o dirección cuando te sientes perdido o para mejorar tu ánimo. El amor dista de ser enamoramiento que siendo a primera vista puede impactar con toda la indumentaria del espectáculo y aunque los conciertos ofrecen experiencias únicas, lo que los hace únicos es la compañía de las personas con quienes podamos asistir o los movimientos que gestionen en nuestras ideas cuando enmedio de todo el acontecimiento por fin podamos entender a ciencia cierta de qué se trata la canción.
Ahora me doy cuenta de que al caer en todas estas críticas me he olvidado de muchos detalle…

Terror al eclipse

Hay quienes creen que por haberte sacado de su vida vagarás sin rumbo alguno o brújula que te guíe, que verás interrumpida tu existencia plena por añorar lo que se ha ido de ti sin previo aviso para no caer de tan alto y que no harás el mínimo intento por forzar los engranes del barco que de no haberse detenido a botarte, seguiría de prisa.
Los agentes grises están seguros de que tu vida es tan gris como la suya y siendo así estarás debastado y sin sueños por cumplir que no conduzcan a la amargura y el desamparo, la venganza y pudredumbre. Así que esperan que permanezcas eternamente inmóvil, oculto entre las sombras porque caíste en su engaño y te has dado por vencido.
Lo que no saben es que después de un mar en calma; o bien, tras la tempestad más aterradora... Siempre hay un nuevo brillo de sol que acompaña al amanecer.
El temor a quedarse ciegos por saberse tan austeros los ha condenado a las cabernas para que cosas elementales no entiendan.
Quiero que su terror al eclipse florezca
Opac…

Adiós

Quitarte el anillo Es sólo romper una costumbre No la necesitas, sólo te resulta raro ya no encontrarlo; Después de todo, sólo estaba ahí adornando tu mano