Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

El mejor viaje de mi vida, era recorrerte a ti

Es desgarrador.
Abrir los ojos y que esta pesadilla siga adueñándose de mis sueños. De los mismos en los que ayer te acomodabas cada vez que imaginaba un futuro a tu lado. Cada vez que te escogía como mi compañero de viaje.
Y hoy, sí: quiero volver a comerme el mundo.
Tan sólo porque tú has dejado de ser el mío.
Sin embargo, el que quería recorrer ayer, era el que nos separaba. Aunque ese mundo se redujera tan sólo a unos pocos centímetros, aunque ese mismo mundo se encontrara bajo el techo de la misma casa.
Porque, cariño, el mejor viaje de mi vida, era recorrerte a ti.
Preparando el equipaje a base de besos, sonrisas y ganas de verte, para coger un vuelo entre mis brazos y los tuyos y terminar viajando alrededor de tus defectos y de tus virtudes. Esa, mi amor, hubiera sido la gran aventura de mi vida.
Porque el mejor mapa, estaba en tu cuerpo.
Y la mejor forma de encontrarte, perdiendo la orientación.
Porque hubo un día en que perdía los cinco sentidos al dejarlos sobre ti.

Ni en vano

Usa lo que tengas a la mano
Así sea tu visa o tus encantos, Todo cuanto encuentres Pero nene, conmigo no cuentes.
Usa lo que sea
pero no me uses a mí
disto mucho de ser sólo un maniquí.

Si crees que me haces falta,
que muero por alcanzarte a donde vayas
te dejo todo claro
ya termina de extrañarnos
porque nunca fuimos, nunca empezamos,
porque todo acaba si no nos conectamos.

Usa tus poderes, tu sonrisa que embrutece
usa cualquier artimaña que aún te de ventaja
se vale jugar sucio, pero debo aclararlo
esto no es amor y para guerra se necesitan dos.

Usa alguna amenaza
úsamesta!
conmigo no habrá poder sobre la faz de la tierra
que te mantenga en plan de santo, lejos de culebras.

Si alguna vez te di el beneficio
la duda se acabó cuando de esto fui testigo...
no hay forma de salvarte
estás en el vacío que imposible te hace.

Y por mí está bien,
yo ya lo entendí y procesé.
Ahora usa lo que te quede
de materia gris para que te enteres
de que no hay manera de que entres
en mi vida, ni hoy ni en…

Fairies in the wind

Las copas de los árboles bien saben cuando nacen, pues rellenan sus follajes con sonrisas celestiales.
Los colores que las visten marcan las estaciones y un festín de juegos depende de sus emociones.
De un lado al otro, de arriba a abajo. El viento es aliado de su vuelo delicado
y en el vaivén de la brisa, su danza es precisa, acorde a la melodía que se susurra
indicando que el mundo no está en penumbra.

Es asunto de magia el creer que existan, es empatía con la tierra y quienes la cuidan
cubriendo de hojas su piel delicada, escuchan cada que alguien desconfía de que trabajan
sin descanso se divierten, hacen que el bosque tenga vida y sea verde
dan paso a aromas que terminan en perfumes y no se envilecen cuando no se les cree.

Muy femeninas, con movimientos suaves, emprenden el vuelo lejos de cualquier sendero
bajo el sol, bajo la luna, hacen de las suyas en remolinos de dulzura
el vals que tienen como tradición da la pauta para iniciar la celebración
que el mundo sigue en pie, que no…

Amor eterno

Tengo la costumbre de abrazarte por las noches
ahora que no estás, responde dame una señal sé que aquí estás. Apareces en cuanto te invoco en pensarte nunca me equivoco no sé si hay un más allá pero conmigo te puedes quedar.
Prometo no cobrarte renta
eres silencioso y no comes más de la cuenta
jamás invitas a nadie ni tienes visitas,
creo que soy la única que lamenta tu huida.

Creo que me hace falta dejar de contemplarte
sigo haciendo el super como para cocinarte,
siempre sobra comida y las cuentas ya no quedan
todo se desperdicia como el tiempo que te anhela.

Aunque no volverás
no te dejo de invocar
cualquier malestar
desaparece al poderte imaginar.

No creo que se pueda acabar
no quiero dejarte marchar
y estoy cómoda con tu pijama
inmóvil en tu lado de la cama,
con tu cepillo de dientes
con el que en la mañana cantabas,
tu colección de discos
tan diferentes a los míos
y esas películas que nunca vimos.

Ya nada tiene caso
debería escaparme un rato
dejar este altar / mausoleo
y tomar e…

Amor propio

Debería conseguirme un par de alas, dejar de correr por el mundo, disfrutar de perder mi tiempo en cosas que en verdad disfruto. Sentarme una tarde sólo a contemplarte, cocinarte y taparte para que nada te falte.
Vagar de aquí a ningún lado, hacer lo que me plazca porque el tiempo no lo tengo comprado. Entre tantas tonterías que me he regalado, ninguna es tan valiosa como lo que día a día me has obsequiado.
Sin tratarse de estrellas, sin gastar fortunas ni recorrer el planeta buscando curas siniestras, a mí me encanta lo que me entregas. Es irresistible y cada día aumenta, es irrevocable y aunque asusta también me complementa.
Debería hacer muchas cosas, sumergirme hasta perder el aire, caerme y levantarme, el cabello decorarme sólo cuando me place, dejar mi cara al descubierto y decirte diario, como ambrosía lo mucho que te siento, todo lo que te quiero, lo que me carcome cuando te extraño y pienso.
Simplemente ser, en la vida se gana más cuando se deja perder... todo a…