Ir al contenido principal

Marinero :)

Salgamos a cazar serpientes, que en el camino los pies ya no nos enreden. Sus mordidas veneno tienen pero el antídoto tú lo tienes. Corramos para no pisarlas, sólo atrás dejarlas, mientra más prisa más nos alejamos y cansadas las despistamos, intentando alcanzar lo que nos da vida, tratando de adueñarse de nuestra risa. 

No le permito a nadie asustarme el sueño, no le doy a nadie el poder del vencimiento, destierro a aquellos cuyos arreglos pretenden que con trampas caiga al suelo. No le otorgo a nadie el poder de dejar de sentirme bien, serpientes se creen pero son lombrices que con una pisada más no existen.

       

Que el cielo se ponga oscuro, que la noche llegue ya y salgan las luciérnagas a todo alumbrar, que la luna al fin me cante lo que quiero recordar y a ti no te espante tanta siceridad.

Afuera los zapatos, quiero sentir cuando el pasto a mi piel va enfriando, que las luces mágicas sean y las pesadillas se vayan como penas, que ni todo el mal se vive ahora, ni hay sólo una salida entre las sombras. Mi camino es para que lo camine así, sonriendo y feliz, entre las flores de mi jardín, esperando que vengas a mí.

       

Lejos estás pero te siento aquí, a años luz lejos de mí. Eres para mí, lo supe desde que te vi y las mariposas me chismearon que sí, que la magia ocurre cuando me haces sonreír. Señor que controla el tiempo, poder que controla el universo... haz que esto tan bello que siento florezca y se extienda más allá de lo que ya siento, da fuerza a mis sueños para que juntos crezcamos desde cero, sin tener oro ni un plan paso a paso para saber cómo, sólo quiero ir envejeciendo al lado de quien más quiero, porque reúne todo cuanto he pedido al cielo. 

Juntos nos iremos, tú y yo navegaremos, marinero.

       
***Ilustraciones de Jee Young Lee

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cerati

Lo confieso... La verdad, me he burlado de quienes dicen que un artista les cambió la vida
He reído de quienes dicen amar a algún cantante sin haberlo visto a menos de 10 metros de distancia y también he ridiculizado el que ir a un concierto pueda tratarse como el mejor día de la vida de alguien, como si fuera algún tipo de pase automático hacia la felicidad.
Entiendo que las frases de las canciones te puedan dar alguna pista o dirección cuando te sientes perdido o para mejorar tu ánimo. El amor dista de ser enamoramiento que siendo a primera vista puede impactar con toda la indumentaria del espectáculo y aunque los conciertos ofrecen experiencias únicas, lo que los hace únicos es la compañía de las personas con quienes podamos asistir o los movimientos que gestionen en nuestras ideas cuando enmedio de todo el acontecimiento por fin podamos entender a ciencia cierta de qué se trata la canción.
Ahora me doy cuenta de que al caer en todas estas críticas me he olvidado de muchos detalle…

Te quiero

Yo quiero escribirte, tú quieres leerme
Hay cosas que aunque se quieran, no cuadran en un momento existente
Pero te quiero y sé que me quieres
Así cualquier universo se crea y es permanente
Porque en alguna dimensión en la que no estamos
Resulta que no estamos alejados
Y quererte es constante, amarte y besarte
Te quiero queriendo quererme y verme.
Es insuperable el hecho de abrazarte, acomodarme para poder acariciarte y tener la certeza de que aunque la vida es incierta, te quiero conmigo conforme el tiempo conceda millones de segundos de sonrisas y tramas pintorescas. "Aguarda al destino" dicen los adivinos
Pero yo sé que yo escribo el mío
Y así, te llevo, te tengo conmigo. Te quiero, es claro y conciso.

Honestamente...

¿Quién te dice cuántos pasos debes dar para encontrar tu mayor verdad? Porque los estandartes cansan y quien los sostiene no siempre cree ciegamente en su causa. Debes procurar que tu andar siga las hazañas que tus pies desean conquistar, procurando que tus piernas tengan la fortaleza de librar cualquier guerra conservando la inocencia; porque lo maligno ata y enajena, te aprisiona y te avienta para recordarte que no existes sin haber logrado cicatrices. Ya sea en ti o en los demás, la misión es pasar dejando un motivo para recordar, cada quién decide si desea que le recuerden o a las acciones que emprende. En cada camino, trazado por un inexistente destino, todos avanzan a su propio ritmo, haciendo y deshaciendo nudos para construirse un infinito; entre esas telarañas te he mantenido por años pero es hora de que vueles a envolverte en otros brazos. Sentirte amado, ser alabado, que la sangre fluya por tus venas haciéndote sonreír sin cansancio, ritmo acelerado, tensión en los brazos, …