Ir al contenido principal

Terror al eclipse

Hay quienes creen que por haberte sacado de su vida vagarás sin rumbo alguno o brújula que te guíe, que verás interrumpida tu existencia plena por añorar lo que se ha ido de ti sin previo aviso para no caer de tan alto y que no harás el mínimo intento por forzar los engranes del barco que de no haberse detenido a botarte, seguiría de prisa.

Los agentes grises están seguros de que tu vida es tan gris como la suya y siendo así estarás debastado y sin sueños por cumplir que no conduzcan a la amargura y el desamparo, la venganza y pudredumbre. Así que esperan que permanezcas eternamente inmóvil, oculto entre las sombras porque caíste en su engaño y te has dado por vencido.

Lo que no saben es que después de un mar en calma; o bien, tras la tempestad más aterradora... Siempre hay un nuevo brillo de sol que acompaña al amanecer.

El temor a quedarse ciegos por saberse tan austeros los ha condenado a las cabernas para que cosas elementales no entiendan.

Quiero que su terror al eclipse florezca

Opacaré todo cuanto quiera

Haré mi voluntad justa y bella.

Eclipse sobre arena, bosque y sierra... A todos lados llega y no se altera.
Nada oculto por siempre queda, lo que debe brillar resplandece sin dolencias.

Es hora de que el sol se asome sin demora
Que los astros ocupen sus lugares mientras los gusanos de nuevo se entierran.

       

Comentarios

Entradas populares de este blog

Adiós

Quitarte el anillo Es sólo romper una costumbre No la necesitas, sólo te resulta raro ya no encontrarlo; Después de todo, sólo estaba ahí adornando tu mano

Se nota

Entre palabras y comentarios para todo dejar claro, que sepas que me tienes de tu lado y aunque estoy lejos de ti, sigo escribiéndote un rato...
suponía estar dormida pero ahora la cordura no me visita
quiero escuchar cancioncillas, deslizarme entre las cobijas y al cerrar los ojos ver tus pupilas.

El amor, el amor que no entiende que las fechas van más allá de lo que se le impone a la gente
y que por orden social te estremece y aliena para que termines demente
trasroscado diría Bambi a veces
sin que en primavera estemos y se note siempre
ya que el frío, el hielo que me cubre
cala hasta confundirse con lumbre.

Este día celebro que la noche te cubre
en ausencia de mis brazos, proyecto un escape que te cure
que te salve de la soledad, de querer algo más buscar
heme aquí deambulando
llenándote de caricias y cantos
que no sé cuánto tardarás en encontrarlos.

Más allá de lo dicho y lo callado
en el sentir está lo extraño
de igual forma te quiero a mi lado
ser egoísta y devolverte hasta hartarnos
la felicidad …

Sigo aquí

En esta vida que es lo único que tengo, he de decirte que hay mucho que te debo.
Un buenos días cada mañana, el desayuno siempre dulce y listo en la cama, ese beso para despertar y cosquillas para ayudarte a levantar.
Por las tardes el aliento, decirte siempre que en ti creo, que no hay nadie como tú y si lo hubiera no sería igual. Que aunque lo dudes eres mi héroe y no admiro a quien sea que se me ponga enfrente. Un chiste contra el mal humor, con tono oscuro para reír más. Quitarte los zapatos cuando al fin estés en casa y repetirte que te extrañé toda la mañana.
Intermitentes mil abrazos, de mil formas y besos alternados. Cortos, largos, pequeños y grandes, lo que la ocasión, el tiempo y el corazón manden.
Y por las noches una sonrisa, el café para descansar mientras me platicas y reímos hasta que duela la barriga, algunas veces un masaje para la espalda, cuidarte y un abrazo que acabe hasta que el sol se apiade.
Te debo tanto, te debo mucho. Una vida entera de te amos en distint…