Ir al contenido principal

Vendrías

El frío puede ceder pero el tiempo nunca, mientras no estés conmigo seguimos en la penumbra contando historias en universos paralelos y construyendo vidas por intersectarse.
Algún día las puertas van a coincidir, las ventanas se abrirán de par en par para verte por fin. Seguro habrá que luchar para mantener todo sin tambalear pero valdrá la pena la espera para encontrar lo que nada más supera... esa historia por la que muchos matan, lloran y se apenan, lo que tantos anhelan y pocos encuentran y cuyo número aún más reducido, valoran y atesoran como guardián luminoso entre las tinieblas.
Hemos de ser pacientes, de perdernos muchos días hasta que el nuestro llegue. En sólo poco tiempo, concedernos la eternidad del pensamiento, cerrar los ojos para que suceda y sentir más allá de un sólo plano; es un hecho que existimos donde nos extrañamos.
A incontables distancias, en aventuras que aún no se narran, contra fuego y un campo minado en febrero, es un hecho que es inevitable el sentimiento, que hay que ceder para que no vaya carcomiendo y entregarse libremente a la caída de lo incierto, como caída libre con riesgo de infierno sin saber cuánto nos corresponden, sin enterarnos del resultado de cada apuesta y mucho menos qué tan redituable será transcurridos los placeres, cuando las dudas comiencen a aparecer y la rutina pase de ser amiga a la más hostigante vecina.
De quererse en cualquier tiempo, sin importar la época en la que nos encontremos, es imprescindible acariciar el cuerpo pero aún más alimentar el cariño más complejo. Que entre amarte y amarme debe haber un balance, que nada supere a su contraparte para evitar apegos y malentendidos rancios que desaten titanes innumerables, miedos innombrables de los que no queremos saber ni hoy ni antes.
Hay millones de razones para adorarte, otras más para cantarte, me quedo con las que me hacen soñarte, esperarte y extrañarte... aún cuando no te he encontrado, aún cuando aspire a volar de tu mano dejando que me crean loca y vean desperdiciadas mis palabras a veces mochas.
Ya está... como yo aquí, en este punto de la vida, segura de que vendrías.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Loco infeliz

Prefiero estar loca
Pero ser muy feliz
Correr cada que quiera en dirección al jardín
Imaginarme en otros mundos que sé muy bien que existen
Y vestirme según la ocasión y las ganas ameriten. Prefiero estar loca
Que ser infeliz
Tratando de encajar y empolvando mi nariz
Con horas marcadas para cada cosa
Sin buscar la lluvia y volver hecha sopa Prefiero estar loca y atrapar moscos
Hacerlos danzar siempre llenos de asombro
Que el calor de tu cuerpo siempre es algo alarmante
Llama la atención de criaturas parlantes Quiero estar loca, nunca infeliz
Una sirena que te hace reír
En los siete mares saltar entre olas
Y asegurarme de jugar con tu sombra
A mí ningún barco me atemora
Y llegar a la orilla es vencer las boyas
Quédate conmigo, así de loco y feliz
Sé loco, no seas infeliz.

Cerati

Lo confieso... La verdad, me he burlado de quienes dicen que un artista les cambió la vida
He reído de quienes dicen amar a algún cantante sin haberlo visto a menos de 10 metros de distancia y también he ridiculizado el que ir a un concierto pueda tratarse como el mejor día de la vida de alguien, como si fuera algún tipo de pase automático hacia la felicidad.
Entiendo que las frases de las canciones te puedan dar alguna pista o dirección cuando te sientes perdido o para mejorar tu ánimo. El amor dista de ser enamoramiento que siendo a primera vista puede impactar con toda la indumentaria del espectáculo y aunque los conciertos ofrecen experiencias únicas, lo que los hace únicos es la compañía de las personas con quienes podamos asistir o los movimientos que gestionen en nuestras ideas cuando enmedio de todo el acontecimiento por fin podamos entender a ciencia cierta de qué se trata la canción.
Ahora me doy cuenta de que al caer en todas estas críticas me he olvidado de muchos detalle…

Amanecerenske

Haven't you noticed we're getting older?
our steps are getting slower and our traditions are stronger.

Have you thought of being lonely?
'cause every look I give to you, I don't feel you closer.

Do you realize the time has come?
healing wounds, freezing thoughts.

Breathe out, breathe in...
you know you don't belong to me.
Say a word, please come home
don't leave me waiting for the sun alone.