Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

Amar es ser libre

En ocasiones solemos pensar que el amor sirve sólo cuando hiere y duele.                                 ... la verdad es que sólo depende de cuánto nos creemos merecedores.
Si caemos en la cuenta de que no por sufrir estoicamente seremos capaces de reconocer aquello que nos hace vivir ese amor que muchos tachan de idealizado y creen inalcanzable, entonces al creerlo así lo hacemos también.
En cuanto quitamos la venda de nuestros ojos que nos ha mantenido cegados de la realidad de que no somos eternos y de que el tiempo no vuelve, sabremos buscar a quien esté a la par en lugar de perder tiempo con quien no nos ayuda a crecer y a quien no ayudamos a crecer.
Sin necesida de escondernos, reprimirnos o mordernos.
   Amar es ser libre porque inicia sabiéndose amar a uno mismo... O no existe.


Gotero

Algunos coinciden en contratiempos, otros cuantos en alguno que otro paseo, otros más en sueños y yo en que te quiero.
El cronómetro pasa lento, perfecto como el momento y las promesas evocadas son todo, menos una carga.  La certeza de lo pactado da en el clavo de la suerte tomada de la mano y cualquier pesar imaginario es mínimo con las armas para desbaratarlo. Con todo y un desorden mental, las palabras más claras que nunca están. Sin pasos hacia atrás, ni la menor muestra de titubeo Es la antesala de ir a cuentagotas, tomándonos el tiempo. De seguir después de tanto tiempo, riendo de cualquier plan siniestro y disfrutando ilesos los imprevistos del mundo y sus tiempos.

First date

Saber qué hacer o qué decir es casi insoportable con tanto revoloteo adentro, se tiene el pánico inmenso de que ante cualquier variable no grata se vaya todo al carajo incluso antes de comenzar. El hecho es que nuestra primera cita no tiene que ser perfecta, sólo asegurar otra entrega, seguida de una tercera, hasta que las películas, salidas, tratos y risas se agoten o mejoren buscando justicia plena.