Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2013

Mi historia con Incubus

Iniciaron en 1995 pero me conquistaron hasta el 99.

El privilegio de dar a los oídos guitarrazos que irradien energía contrastaba con Nowhere fast, donde una aparente calma aparecía para ser completada con la constante de ir en la dirección correcta para encontrarse con la consecuencia de mantener los sentidos en su máximo esplendor para no dejar pasar detalles.
The warmth suena a que está por anunciar alguna amenaza, pero en cuanto la voz de Brandon Boyd entra en acción nos convence de que todo está en orden y nos reanima con la frase "don't let the world bring you down". 
De When it comes, entrado el último cuarto de la canción aparece una variante en el ritmo de la canción que ensambla la voz que a su manera -y a mi parecer- evoca el desorden impuesto por The Beatles en "A day in the life"
Stellar no necesita presentación. Podría ir y volver a dar una vuelta al universo con esa canción de fondo. Es sutil, cohibida en un principio y cuando menos lo esperas la d…