Ir al contenido principal

Eterno

 Mucho se ha dicho sobre el tiempo y su atributo de lo eterno.
Poco se habla de que esa característica no aplica con los seres vivos.
Y es esa la razón por la que muchas personas busquen dejar huella, trascender de alguna manera.
Hay quienes lo hacen dejando un escrito o dejándole a este mundo un hijo pero más allá de dejar una huella visible de su existencia, sería más efectivo dejar una huella que cambie el curso de quienes le sigan en el mundo.
La realidad es que en pequeña o gran escala, todos lo hacemos a diario.
Juntos construimos un equilibrio con nuestras acciones.
La ruptura llega cuando confiamos de más en ser eternos, comparándonos con el tiempo y los elementos, porque de pronto con la rapidez de un parpadeo dejamos de existir.

Esa es la cruda verdad.

Nadie nos dice cuánto más podremos compartir con quienes amamos, disfrutar las delicias de la vida y planear a futuro. Hay ocasiones en que nos esmeramos tanto en que las cosas sucedan de alguna forma en específico que en busca de esa perfección las postergamos una y otra vez, llegando a realizarlas nunca.

Diario leemos notas donde alguien ha muerto y alguien ha nacido, es cuestión de enfoques, tal como las fechas del calendario... un día muy feliz para algunos resulta en tragedia para otros cuantos. Pero es algo con lo que tenemos que convivir y que por más que cerremos los ojos seguirá ahí. No se trata de un producto de la imaginación o alguna pesadilla; el despertar es saber que es un futuro inminente para tomar las riendas de lo que haremos al respecto en el tiempo concedido.

No hay que tomarse demasiado en serio, las personas no nos conocen hasta que se los permitimos y nosotros siempre somos el juez más severo que encontraremos en este andar.

La vida no es perfecta y el tiempo en ella es limitado.
Hay que saberlo siempre, no dejar asuntos pendientes para que si un último aliento llegara a tomarnos por sorpresa en verdad hayamos ido más allá que el promedio mortal y nos mantengamos vivos en el recuerdo y cariño de nuestros compañeros de camino.
Hay que abrir los brazos y dejar de temer, que el pensar de más nos priva de gozar; siempre tomando en cuenta las medidas precautorias necesarias. Como la frase que dice: "Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías esperando encontrar la gran felicidad"; también se dice que la búsqueda de la gran felicidad es una escusa para no ser feliz. Lo cierto es que si buscamos algo es porque no lo tenemos, quizá habría que dejar de buscar para darnos cuenta de cuánto poseemos. Hay que atrevernos a afrontar que no duraremos siempre, que sólo es el día de hoy, este instante lo que podemos controlar y lo que nos concierne.

       

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cerati

Lo confieso... La verdad, me he burlado de quienes dicen que un artista les cambió la vida
He reído de quienes dicen amar a algún cantante sin haberlo visto a menos de 10 metros de distancia y también he ridiculizado el que ir a un concierto pueda tratarse como el mejor día de la vida de alguien, como si fuera algún tipo de pase automático hacia la felicidad.
Entiendo que las frases de las canciones te puedan dar alguna pista o dirección cuando te sientes perdido o para mejorar tu ánimo. El amor dista de ser enamoramiento que siendo a primera vista puede impactar con toda la indumentaria del espectáculo y aunque los conciertos ofrecen experiencias únicas, lo que los hace únicos es la compañía de las personas con quienes podamos asistir o los movimientos que gestionen en nuestras ideas cuando enmedio de todo el acontecimiento por fin podamos entender a ciencia cierta de qué se trata la canción.
Ahora me doy cuenta de que al caer en todas estas críticas me he olvidado de muchos detalle…

Te quiero

Yo quiero escribirte, tú quieres leerme
Hay cosas que aunque se quieran, no cuadran en un momento existente
Pero te quiero y sé que me quieres
Así cualquier universo se crea y es permanente
Porque en alguna dimensión en la que no estamos
Resulta que no estamos alejados
Y quererte es constante, amarte y besarte
Te quiero queriendo quererme y verme.
Es insuperable el hecho de abrazarte, acomodarme para poder acariciarte y tener la certeza de que aunque la vida es incierta, te quiero conmigo conforme el tiempo conceda millones de segundos de sonrisas y tramas pintorescas. "Aguarda al destino" dicen los adivinos
Pero yo sé que yo escribo el mío
Y así, te llevo, te tengo conmigo. Te quiero, es claro y conciso.

Terror al eclipse

Hay quienes creen que por haberte sacado de su vida vagarás sin rumbo alguno o brújula que te guíe, que verás interrumpida tu existencia plena por añorar lo que se ha ido de ti sin previo aviso para no caer de tan alto y que no harás el mínimo intento por forzar los engranes del barco que de no haberse detenido a botarte, seguiría de prisa.
Los agentes grises están seguros de que tu vida es tan gris como la suya y siendo así estarás debastado y sin sueños por cumplir que no conduzcan a la amargura y el desamparo, la venganza y pudredumbre. Así que esperan que permanezcas eternamente inmóvil, oculto entre las sombras porque caíste en su engaño y te has dado por vencido.
Lo que no saben es que después de un mar en calma; o bien, tras la tempestad más aterradora... Siempre hay un nuevo brillo de sol que acompaña al amanecer.
El temor a quedarse ciegos por saberse tan austeros los ha condenado a las cabernas para que cosas elementales no entiendan.
Quiero que su terror al eclipse florezca
Opac…