Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

Te presento a Snow Patrol

Antimusical que se confunde,
que no es fan ni de lo que descubre
cada vez más igual soy
más Snow Dog, menos Snow Patrol.

Por el simple hecho de que no me ahogo
y la exactitud con que en cada abrazo me acomodo
ha sido irrelevante perder sonidos
puesto que se han ido ganando momentos lindos.

Agradezco la conspiración que ha comploteado
para que en la misma era y lugar nos hayamos encontrado
con o sin palabras mucho dijimos al mirarnos
y ahora aunque no se cante, te escribo a ratos.

Sin importar la temporada del año
digo y repito que te adoro desde hace años
sin pensar que te había encontrado
la magia llegó cuando te acercaste a mi espacio.



No hacen falta caricias o palabras
Sabes que las propiedades van más allá del alma Con todo y que la atención no sea plena, que los nombres y acciones de mis soles no te apenan Adoro qué seas tú sin apariencias ni cadenas Siempre a la alternativa de trazar rutas nuevas que a muchos aterran Puedesm tomar mi mano y recorrer todo hacia el espanto Mientr…

No hace falta

Cuenta los días, ponlos por separado
después olvídalo y juntemos todo multiplicado por años
sí comienza con S, como la palabra siempre
quédate y caliéntame, mi frío lleváte pero vuelve.

Reconstruye las memorias, ríe por horas
las visiones asombran, las sensaciones se transforman
todo se olvida, todo se modifica
pero cuido cada paso y cada mirada que te siga.

Cuando el 10 está a la vuelta y es lo que te representa
sin bajas pero con altas, te digo que no hace falta
no se requiere dar zarpazos, no pienses siquiera en necesitarlo
que contigo estaré mucho rato.

Aún no estando en materia
me encuentro y te encuentro a mi antojo
con pensarte te mantengo en asombro
y te mantengo 8 días de la semana loco.

No hace falta recordarte
porque no te olvido ni una tarde.

Jabón

De lo que me encontré entre los borradores, 
escrito desde hace mucho más de un año...

Vete pronto ¡no dejes nada! quiero que contigo se vaya cada palabra
que nada quiero repetir, ni de nuevo consentir, se trata de por fin huír
todo de la forma más tajante, un NO cortante y determinante
decir todo para que más rápido corras, herir, fragmentar las memorias
no dejar la mínima señal de tu persona en mi alcoba
para que no te recuerde por accidente o tu nombre se me escape de repente
que si algo queda de esto, mi orgullo e ingratitud serían y no lo siento
se hace necesario que cuanto antes destroce todo lo bueno a prueba de males
confianza, promesas y latidos tanto tuyos como míos
se quedaron pequeñitos y no evolucionaron junto a este mundo maldito
lavaré hasta el fondo, quitaré todas las capas
ya nada me sirve de ti y de todo lo que inventabas
vete, el sueño ya no me espantas,
saldré sin pensar en lo que contabas.

Para contar cuentos

Los cuentos nos acompañan desde pequeños, justo cuando nuestra imaginación podía dar más de sí misma y sin saber nos amoldan a copiar patrones, a anhelar historias ilusorias, incitando a creer lo imposible.  Lo último es lo agradable, donde ya no me gusta tanto esto es cuando nos encierran y establecen límites haciéndonos pertenecer a una realidad, a lo que es bien visto, alienándonos a los sueños de todos, otros que no somos nosotros; hombres y mujeres. Queremos ser el héroe o la princesa pero lo deseamos por repetición, sin que sea algo que surja desde el interior. Invitémonos a escribir nuestras propias historias, dejando atrás los clichés, con nuestro toque de romanticismo y cargas balanceadas de surrealismo. 

Para contar cuentos hay que empezar con un trazo, llegar a lo profundo de lo deseado y dejar volar las gaviotas de nuestro sueño lejano, escondido y modificado con los años. Mientras más tardemos en relatarlo mayor deberá ser la aventura que se encuentra, con más impediment…

No sientes ya

Tantos días, otras noches; estar en vela más allá de las doce
dejar que el viento sople, apague las velas y la penumbra azote.

Cuando todo en calma se quede y ya nada más asombre
será necesario resignarse a las no respiraciones
para cuando todo esté profundo, en silencio
frío como hielo...
será necesario guardar la esperanza en lo eterno
y creer sin precisar cuánto tardará
en llegar esa calma, esa paz
que llega cuando esto empieza a sonar
y resulta el reflejo de lo que sientes
... no sientes ya


Desde entonces

Quien no conoce la historia está condenado a repetirla (Napoleón Bonaparte)
http://ow.ly/6RARc

Terapia preventiva para parejas: Tapar el pozo antes de que se ahogue el niño - 1 -  Valeria Villa en la columna de vida de Prodigy MSN

Terapia preventiva para parejas: Tapar el pozo antes de que se ahogue el niño - 1 - Valeria Villa en la columna de vida de Prodigy MSN
Por Valeria Villa, 17/08/2011


En un mundo feliz todos seríamos capaces de cuidar de nosotros mismos y hacer lo que debe hacerse para estar bien emocionalmente, sin que esta capacidad se vuelva necesaria sólo frente a las situaciones críticas. Por alguna razón, eso de la prevención no se nos da. Nos brincamos la revisión anual al ginecólogo o al cardiólogo si nos sentimos bien, no se nos ocurre ahorrar hasta que nos vemos en situación complicada o no somos capaces de cuidar una relación amorosa a menos que se desate la clásica racha de peleas, malos entendidos, mal sexo, poca convivencia, poca tolerancia, diferencias que resolver, etc.
Prevenir es poder ver las cosas antes de que pasen. Ser capaces de cuidar lo que está bien para que siga así. No dar por hecho el amor del otro, los buenos momentos, la escucha interesada, el sexo afectuoso, la…

hay, no hay

Para vivir se necesita:
1) tiempo
2) salud
3) amor
4) amigos
5) reírse
6) atreverse
7) agradecer
8) conversar
9) milagros
10) morir
11) lo que tú quieras y creas debe agregarse a la lista

Hay vivos que están muertos en vida
y hay muertos que están más vivos que cuando vivían.
Felices sean: Janis Joplin, Mercedes Sosa y muchos más.

Días y decires... lo chingón.

Puedo decir que "hoy me sobra el tiempo"; aún sabiendo que no es cierto y que el breve regocijo por no sentirme presionada se verá oscurecido en cuanto surja alguna actividad que sature mis neuronas, emplee mis músculos en realizarse y se robe mis palabras para emplearlas en algo que realmente preferiría sustituír por algo que disfrute de -pe a -pa.
Puede que me dedique a extrañar... te, nos, extrañar... ponerme de malas con el mundo, culparlo por quitarme lo que según yo me sobraba y darle vueltas a la idea de todo lo que haría de no estar sobreponiendo hechos: estaría en pijama, con un tazón lleno de palomitas, viendo una película divertida y la compañía que más me fascinaría (y la palabra se queda corta). Todo eso que me gusta repetir, el ser feliz sin esfuerzo, sin un plan trazado ni burocráticamente expuesto, sólo hacer lo que quiero con quien quiero porque le quiero.
Aunque todo indique que la opción a tomar es hacer lo que se debe y ya... me tomaré el tiempo una vez más…

La encomienda

Es un hecho que el mundo se va a acabar.
Para bien o para mal, termina un día distinto para cada quien. Sin importar si es o no por causas naturales, a todos nos llega.
Hoy celebro que un día más vivo, me acabo y reencuentro en situaciones y personas acá, en el mismo plano existencial. Los días, las noches, las horas en sí no serían mucho sin esas compañías que han hecho crecer mi árbol y que con el transcurso del padre tiempo se han ido alejando en algunos casos, dando frutos en otros tantos e incluso caído de las ramas para alimentar el posterior crecimiento del tronco que me tiene aquí.

Es un hecho que nadie es igual.
De todas las opciones existentes, si cada habitante de este planeta quisiera, pensara, sintiera y gustara de lo mismo; además de flojera extrema sería inútil cualquier expresión hecha.
Hoy me esfuerzo por decir cara a cara esas cosas que tantas veces se callan, pese a la incertidumbre que causan cuando llegan a escucharse, sembrando la escencia de algunos pesares pero que …