Ir al contenido principal

Como cada día

Cuidando lo que tus sueños cuentan, poniendo atención al par de jirafas que se te presentan nadando y saltando entre la arena, entre al mar apacible color turquesa... despierto y quisiera continuar viendo el mismo paisaje que encierra mi mirada en cuanto aparece y encanta.

Todo lo visto, todo por encontrarse, por descubrirse y mejorarse;
para entregarse, compartirse, negociarse, reírse, dormirse y abrazarse.

Que cuando en la playa libres somos nadando sin paredes que encierren los antojos; suele salir más de esa parte que mantenemos aquí, guardada en lo profundo, entre escombros que sutilmente ven de vez en cuando el mundo y que en cualquier otro lugar, con otra compañía y momento de tu vida... te ruborizaría.

Cuando al ser libre se gritan tantas cosas, se atreve uno a admitir ciertas acciones y sentires que transforman. Resulta confuso, sin sentido ni aroma el hecho de que alguna zafiedad tu boca repita, que lo reitere día a día frente a quien sea, sin penas ni buscarle alguna salida. Esperaría que lo que cuentas a escondidas fuera más merecedor de mencionarlo que alguna de tus frases tan repetidas.

La soledad perdida en sueños, la vacuidad hallada en descifrar lo que guarda tu intelecto y las compañías desconocidas que no esperas vayan surgiendo, entre lo que apenas se entiende y lo que a veces duele... despierto y feliz soy siempre. Como cada día, independientemente de lo que se diga, detesto basar mi armonía en algo o alguien y hacia dónde camina.

En cuanto a los retornos, las idas, el desahogo... me quedo a mi antojo moldeando mi tiempo cual oro. Amanecer, sin hora. Perderse de besos, de abrazos quietos, enmudecer en el tiempo y callar lo que siento, quizá sea correcto dependiendo de con quién me encuentro. Pese a querer todo, todo el tiempo, no basta para defenderlo o siquiera dejar de temerlo. Dormir venciendo lo que atemora y encontrar que todo está descuadrado y con tonos mil colores por hora.

Quiero correr, de la cotidianeidad desaparecer, tengo sed de aprender, que algo nuevo sepa y pueda entender, desafiar lo que pienso, dejar de auto convencerme de que recuerdas quién soy y qué haré, corretear estrellas, emprender viajes y planear siluetas. Gozar el hecho de que llueva, descalza rondar por donde quiera y pueda; todo sin límites porque mis sueños no los viven.

...Como cada día, esperaré por lo que lo onírico me dicta.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cerati

Lo confieso... La verdad, me he burlado de quienes dicen que un artista les cambió la vida
He reído de quienes dicen amar a algún cantante sin haberlo visto a menos de 10 metros de distancia y también he ridiculizado el que ir a un concierto pueda tratarse como el mejor día de la vida de alguien, como si fuera algún tipo de pase automático hacia la felicidad.
Entiendo que las frases de las canciones te puedan dar alguna pista o dirección cuando te sientes perdido o para mejorar tu ánimo. El amor dista de ser enamoramiento que siendo a primera vista puede impactar con toda la indumentaria del espectáculo y aunque los conciertos ofrecen experiencias únicas, lo que los hace únicos es la compañía de las personas con quienes podamos asistir o los movimientos que gestionen en nuestras ideas cuando enmedio de todo el acontecimiento por fin podamos entender a ciencia cierta de qué se trata la canción.
Ahora me doy cuenta de que al caer en todas estas críticas me he olvidado de muchos detalle…

No te quedes sin sentir

¿Recuerdas cuando veías el mundo con asombro?
Cuando mirar el techo por unos minutos te daba toda una gama de personajes de otros mundos, de reinos distintos al tuyo y con vestimenta que en ellos podría causar orgullo.
Eran dragones, brujas y magos, eran luchadores, animales y seres más extraños. Todo cuanto existía en tu imaginario reaultaba sencillo explicarlo, sin importar que los demás no entendieran lo que lea ibas contando.
Hubo un momento en que decidiste dejar de observar, simplemente prestaste más atención a lo que te decían que estaba bien. Dejaste de contar los días para que llegara tu cumpleaños y comenzaste a hacer una carrera para ocultar cuántos has disfrutado. Trabajas día y noche para que todos tus gustos se resuman en objetos que ni son del todo necesarios o modernos. Y entre tanta reflexión de madrugada entiendes que no estás feliz con nada de lo que pasa, que esos dolores de panza sólo son la manifestación de cuanto te ahoga y mata.
Si por el contrario, hicieras lo…

Loco infeliz

Prefiero estar loca
Pero ser muy feliz
Correr cada que quiera en dirección al jardín
Imaginarme en otros mundos que sé muy bien que existen
Y vestirme según la ocasión y las ganas ameriten. Prefiero estar loca
Que ser infeliz
Tratando de encajar y empolvando mi nariz
Con horas marcadas para cada cosa
Sin buscar la lluvia y volver hecha sopa Prefiero estar loca y atrapar moscos
Hacerlos danzar siempre llenos de asombro
Que el calor de tu cuerpo siempre es algo alarmante
Llama la atención de criaturas parlantes Quiero estar loca, nunca infeliz
Una sirena que te hace reír
En los siete mares saltar entre olas
Y asegurarme de jugar con tu sombra
A mí ningún barco me atemora
Y llegar a la orilla es vencer las boyas
Quédate conmigo, así de loco y feliz
Sé loco, no seas infeliz.