Ir al contenido principal

tres sexys

Multitud a la lejanía, nada comparado con la intimidad que arriba se suspira. Gritos aclamando, esperando señales, nociones que llegan desde lo más recóndito a imaginarse, lo desconocido previamente conocido... se acerca, va llegando y luce como un ojo enorme mirando todo lo que se va gestando, místico, cíclico, en movimiento; parece saber el principio y el final de todos los miedos. Anuncia un destino que se aclara con la guitarra, tan sensual cuyas pisadas hacen pensar en dedos sobre piel, delicadeza y sumisión de la rudeza, sin dejar de ser perfecta. El fondo asciende de pronto, nunca deja un silencio estable, se mantiene mutable y cuando parece ir disminuyendo adquiere más fuerza que antes hasta volver a ser una serie de toques y jinetes danzantes. Prosigue una escala, luce un poco amenazante y la rapidez con que lleva las cosas hace que explote radiante; ahora es algo salvaje, quiere ser dominante, ir de un lado a otro saboreando los deleites menos peculiares, sin someterse a ninguna regla establecida antes y va por más, no quiere parar hasta que se pega sin dejar un espacio más, resbala y da... calma en un instante pero no permanecerá, se pregunta orígenes e historias de antaño, duda sobre seguir o hacer un alto deliberado.
Remember when you were young, you shone like the sun...
No ha parado, se mantiene ensalzado, invocando consejos que la decadencia han evitado, secretos de la luna y brillos en penumbra, resurgir de la sombra más burda logrando ganar conexiones y haciendo magia serena, encantar sin importar que incauto o no se sea, sax que no conoce pausa y se altera derrochando color y brillos de arena en estrellas, compartir nexos con quien se desea mientras se le encausa a disfrutar de la corrida. Trata de reunir, sin importar los triunfos o peticiones que haya que redimir; es parte de vivir, de ti y de mí, todo completo desde cualquier punto a sentir. Es así.



Pero a estas alturas ¿quién quiere esperar? lo que más se pide es dejar de titubear, el mensaje literal es tal cual, se hace consciente a la contraparte de que la templanza y las ganas no son de fiar.

***

Vacío de expectativa, guitarras que incitan, sonido estéreo... comienza. Promete tener luz, cristales, nada de frío, el congelarse queda fuera, derrocha sensualidad, contagia calor, cadencia y seducción. Me hace pensar en un movimiento de cabeza que aleje el cabello y despeje el cuello para hacerse llamativo, es único, es amarillo, pasión, sensación... renacer y satisfacer.
Acepto la invitación de calentarme, comienzo a dejar todo, a llevarme a donde me plazca y quiera ir cuanto antes, aire con detalles que vuelan, pasión que efímera se sabe pero se estimula y se mantiene teniéndome presa. Coro que declara la guerra, caer del sol y no poner barreras.
La cordura cede por un momento y cuando menos se le espera el riff explota evocando jadeos y caderas, dura una locura, es un derrame de todo menos de ideas, pensar es lo que menos se desea cuando un manjar así se encuentra. Que suceda.







***Checar versiones de Juliette Lewis y Placebo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cerati

Lo confieso... La verdad, me he burlado de quienes dicen que un artista les cambió la vida
He reído de quienes dicen amar a algún cantante sin haberlo visto a menos de 10 metros de distancia y también he ridiculizado el que ir a un concierto pueda tratarse como el mejor día de la vida de alguien, como si fuera algún tipo de pase automático hacia la felicidad.
Entiendo que las frases de las canciones te puedan dar alguna pista o dirección cuando te sientes perdido o para mejorar tu ánimo. El amor dista de ser enamoramiento que siendo a primera vista puede impactar con toda la indumentaria del espectáculo y aunque los conciertos ofrecen experiencias únicas, lo que los hace únicos es la compañía de las personas con quienes podamos asistir o los movimientos que gestionen en nuestras ideas cuando enmedio de todo el acontecimiento por fin podamos entender a ciencia cierta de qué se trata la canción.
Ahora me doy cuenta de que al caer en todas estas críticas me he olvidado de muchos detalle…

Te quiero

Yo quiero escribirte, tú quieres leerme
Hay cosas que aunque se quieran, no cuadran en un momento existente
Pero te quiero y sé que me quieres
Así cualquier universo se crea y es permanente
Porque en alguna dimensión en la que no estamos
Resulta que no estamos alejados
Y quererte es constante, amarte y besarte
Te quiero queriendo quererme y verme.
Es insuperable el hecho de abrazarte, acomodarme para poder acariciarte y tener la certeza de que aunque la vida es incierta, te quiero conmigo conforme el tiempo conceda millones de segundos de sonrisas y tramas pintorescas. "Aguarda al destino" dicen los adivinos
Pero yo sé que yo escribo el mío
Y así, te llevo, te tengo conmigo. Te quiero, es claro y conciso.

Terror al eclipse

Hay quienes creen que por haberte sacado de su vida vagarás sin rumbo alguno o brújula que te guíe, que verás interrumpida tu existencia plena por añorar lo que se ha ido de ti sin previo aviso para no caer de tan alto y que no harás el mínimo intento por forzar los engranes del barco que de no haberse detenido a botarte, seguiría de prisa.
Los agentes grises están seguros de que tu vida es tan gris como la suya y siendo así estarás debastado y sin sueños por cumplir que no conduzcan a la amargura y el desamparo, la venganza y pudredumbre. Así que esperan que permanezcas eternamente inmóvil, oculto entre las sombras porque caíste en su engaño y te has dado por vencido.
Lo que no saben es que después de un mar en calma; o bien, tras la tempestad más aterradora... Siempre hay un nuevo brillo de sol que acompaña al amanecer.
El temor a quedarse ciegos por saberse tan austeros los ha condenado a las cabernas para que cosas elementales no entiendan.
Quiero que su terror al eclipse florezca
Opac…