Ir al contenido principal

EnTrE iDaS y vEnIdAs

Un día tan sólo apareció... sin razones o motivos de algún lugar llegó y en ese instante la magia se le acabó.

...aunque todo en algo mejor se transformó y de nuevo la atmósfera se purificó

la fantasía y toda esa dicha ahora más que en su cabeza estaban vivas.

Había recuperado los años que perdió siendo egoísta,

se había adueñado finalmente de su huída.

...La que había emprendido una nochecita

dejando al olvido a cuanta gente lo quería

y este era el día exacto para recobrar todo lo que había dejado.

Quizá para muchos valga un comino

sentirse amado tal como él lo hizo

por más que lo abrazaron y bien le hablaron

nunca le importó cuánto pudo estar desperdiciando

era vano, sin luz y banal

no contaba en su cuerpo con un gramo de bondad

y aun así... lo llegaron a amar

La edad... los días,

esa soledad que en exceso para siempre nos lastima

que envenena el alma, que cansa y ociosa es en definitiva,

que desconecta del mundo y de la realidad

era su único escape a la libertad

¿en realidad era libre?

¿era un poquito sensible?

Su único pecado no dejarse llevar

callar y matar al aire que le decía debía susurrar

palabras tan dulces como la miel y una mañana otoñal,

que lo incitaba a GRITAR la verdad

que el amor lo iba a matar,

que el amor lo estaba hundiendo en su mar

el mar de secretos que no debería existir más

TENIA LA NECESIDAD DE ADMITIR QUE NECESITABA A ALGUIEN MÁS

Que ya no le bastaba con solo estar,

Que esa monotonía ya lo hacía enfermar,

Que todo lo que creara no tendría sentido jamás

Si no entendía el poder de compartir sin algo esperar

Que los segundos pasan,

que las palabras se acaban y repiten,

que las sensaciones aunque no tienen fines

pierden su sabor cuando se viven sin pasión.

Vida muerta, dolor

pide resurrección

un suspiro de amor

tan sólo una flor

que lo lleven al mar

para por fin admirar

que el mundo que tanto se ocupó en crear

no se apega ni un poco a lo más bello a saborear

que aunque un buen camino creyó caminar

pudo haber hecho mil cosas más

si tan sólo hubiera podido perdonar

si se hubiera podido a sí mismo amarse Y YA.

Darse cuenta de que los errores

a veces son cosas que se salen de las manos

y que en esos momentos lo único con lo que contamos

es intentar hasta obtener lo deseado

para llegar al fin tan anhelado

de ser felices por siempre hasta reencontrarnos

para entonces ser más felices que en viejos años

más que en otras vidas, más que otros casos

más que con esos besos

más que con esos celos

esas pequeñeces que de nada sirvieron

y que sólo abrieron brechas en lo que nos fue uniendo

Un sonido, un sueño y el destino

las ansias de querer estar unidos

no son suficientes para estar contigo

Las últimas palabras que de su boca llegaron a los oídos

de aquél ser divino que lo guiaba sin tener permiso

Las palabras al ser tan maravillosas

igualmente son muy peligrosas

Una herida......

mucho lastima

sin vida, no hay vida

entre lo que no la necesita

A su regreso iba decidido

a cambiar lo que logró en su escaparate

en el paraíso inútil del que fue gobernante

pero eso en este mundo no podía intercambiarse

era el fin... lo fue desde antes

qntes de que se fuera,

antes de que lo viera

ya era sumamente tarde

no había nada que hacerse

y aunque todas las palabras pudieran invocarse

para traer de vuelta aquel amor que fue tan grande

ella ya tenía un amante

que sóla nunca la dejaría

que estaba seguro de lo que la quería

y por lo mismo era imposible que regresaría.

La tenía entre sus brazos,

la mimaba e iba adornando

en el paisaje que todos transitamos

... se la había llevado

a un paraje de ensueño tornasolado

del cual NUCA habría regreso

y al saberlo sólo fue preso

de su remordimiento y llanto eterno

de nuevo no la tendría consigo,

ya una vez la había perdido

y creyó merecerse su tiempo y espera sin un adiós al menos bien dicho

ahora ve que no era para tanto

lo superficial por lo que la dejó tanto rato

y llora sin así remediarlo

su dolor ahora endemoniado

haciéndolo odiar por ese momento cuanto había a su lado

y un rayo de luz bajó y lo fue acariciando,

lo iba reconfortando y poco a poco tranquilizando

ya no servía seguir como antes,

ya había comprendido esa tarde

que su vacío incomparable

lo había llevado a alejarse de ella aun más que antes

no por maldecir o vagar en este mundo

se borran nuestros miedos, fracasos y pensamientos oscuros

al recordarlo, al aprenderlo

la paz se apoderó de su cuerpo

iba somnoliento, con deseos de intentar todo de nuevo

y así lentamente fue desapareciendo

la oportunidad había vuelto

y al encuentro de su amada iba entre el silencio.


                                          

Comentarios

Entradas populares de este blog

Loco infeliz

Prefiero estar loca
Pero ser muy feliz
Correr cada que quiera en dirección al jardín
Imaginarme en otros mundos que sé muy bien que existen
Y vestirme según la ocasión y las ganas ameriten. Prefiero estar loca
Que ser infeliz
Tratando de encajar y empolvando mi nariz
Con horas marcadas para cada cosa
Sin buscar la lluvia y volver hecha sopa Prefiero estar loca y atrapar moscos
Hacerlos danzar siempre llenos de asombro
Que el calor de tu cuerpo siempre es algo alarmante
Llama la atención de criaturas parlantes Quiero estar loca, nunca infeliz
Una sirena que te hace reír
En los siete mares saltar entre olas
Y asegurarme de jugar con tu sombra
A mí ningún barco me atemora
Y llegar a la orilla es vencer las boyas
Quédate conmigo, así de loco y feliz
Sé loco, no seas infeliz.

No te quedes sin sentir

¿Recuerdas cuando veías el mundo con asombro?
Cuando mirar el techo por unos minutos te daba toda una gama de personajes de otros mundos, de reinos distintos al tuyo y con vestimenta que en ellos podría causar orgullo.
Eran dragones, brujas y magos, eran luchadores, animales y seres más extraños. Todo cuanto existía en tu imaginario reaultaba sencillo explicarlo, sin importar que los demás no entendieran lo que lea ibas contando.
Hubo un momento en que decidiste dejar de observar, simplemente prestaste más atención a lo que te decían que estaba bien. Dejaste de contar los días para que llegara tu cumpleaños y comenzaste a hacer una carrera para ocultar cuántos has disfrutado. Trabajas día y noche para que todos tus gustos se resuman en objetos que ni son del todo necesarios o modernos. Y entre tanta reflexión de madrugada entiendes que no estás feliz con nada de lo que pasa, que esos dolores de panza sólo son la manifestación de cuanto te ahoga y mata.
Si por el contrario, hicieras lo…

Honestamente...

¿Quién te dice cuántos pasos debes dar para encontrar tu mayor verdad? Porque los estandartes cansan y quien los sostiene no siempre cree ciegamente en su causa. Debes procurar que tu andar siga las hazañas que tus pies desean conquistar, procurando que tus piernas tengan la fortaleza de librar cualquier guerra conservando la inocencia; porque lo maligno ata y enajena, te aprisiona y te avienta para recordarte que no existes sin haber logrado cicatrices. Ya sea en ti o en los demás, la misión es pasar dejando un motivo para recordar, cada quién decide si desea que le recuerden o a las acciones que emprende. En cada camino, trazado por un inexistente destino, todos avanzan a su propio ritmo, haciendo y deshaciendo nudos para construirse un infinito; entre esas telarañas te he mantenido por años pero es hora de que vueles a envolverte en otros brazos. Sentirte amado, ser alabado, que la sangre fluya por tus venas haciéndote sonreír sin cansancio, ritmo acelerado, tensión en los brazos, …